Menú Cerrar

Creador de Marvel

Creador de Marvel

Marvel Comics, una empresa americana de medios y entretenimiento que fue considerada como una de las “dos grandes” editoriales de la industria del cómic. Su empresa matriz, Marvel Entertainment, es una subsidiaria de propiedad absoluta de la Compañía Disney en el momento actual, con sede en la ciudad de Nueva York.

Los inicios de Marvel Comics fue fundado en 1939 por el editor de la revista Pulp Martin Goodman, quien puede ser considerado uno de los fundadores. Con el fin de ganar dinero en la creciente popularidad de los cómics, concretamente los protagonizados por superhéroes, Goodman creó Timely Comics.

El primer cómic de Timely fue Marvel Comics número 1 (portada octubre de 1939), que tenía varios personajes de superhéroes, entre los que destacan la Antorcha Humana y el Submarino. Timely Comics introdujo muchos personajes de superhéroes durante la llamada “Edad de Oro” de los cómics en la década de 1940, siendo el más relevante el Capitán América, que apareció por primera vez en el número de Captain America Comics. 1 (marzo de 1941).

Los personajes de Timely Comics a menudo eran retratados como luchando contra los nazis y los japoneses incluso antes de que los Estados Unidos entraran en la Segunda Guerra Mundial. Al final de la década de 1940, los superhéroes dejaron de ser una tendencia al alza entre los lectores de cómics, y Timely canceló el último de sus libros en este género en 1950.

En 1951 Goodman formó su propia compañía de distribución, y Timely Comics se convirtió en Atlas Magazines. Aunque hubo un breve experimento para traer de vuelta a superhéroes como el Capitán América en 1953, la producción de Atlas fue principalmente en otros tipos de cómic como el humor, los westerns, el horror, la guerra y la ciencia ficción.

En 1956, la compañía rival DC Comics inició la conocida Edad de Plata del cómic al reintroducir títulos de superhéroes con un importante éxito en ventas. A principios de los años 60 Atlas cambió su nombre por el de Marvel Comics. Durante varias décadas, Marvel y DC fueron las principales compañías de este sector. A lo largo de los años 80 y 90, Marvel cambió de manos en numerosas ocasiones, convirtiéndose en una empresa pública en 1991. Decisiones de gestión cuestionables y una caída general de las ventas en la industria del cómic llevaron a Marvel Comics a la bancarrota en 1996. La empresa salió de la quiebra en 1998 y comenzó a diversificar su producción, lanzando sellos editoriales dirigidos a diversos grupos demográficos y ampliando su oferta cinematográfica bajo la bandera de los estudios Marvel. En 2007 Marvel comenzó a publicar cómics digitales. En 2009 la Walt Disney Company compró la empresa matriz de Marvel Comics, con lo que empezarían a producir muchas películas como nunca antes.

¿Quién es el creador de Marvel?

Aunque Pulp Martin Goodman puede ser considerado el creador de Marvel, por los inicios que tuvo la compañía, el nombre de Marvel siempre ha ido vinculada a oto personaje famoso, Stan Lee. Esto es debido a que siempre ha sido la imagen pública de Marvel y el creador de muchos superhéroes y con quién empezó todo el éxito que ha tenido los cómics y películas.

Fue tan querido por los fans y la propia empresa, que todas las películas del MCU hay una escena donde sale Stan Lee, participando en todas las películas que hay del MCU. Recientemente Stan Lee falleció.

Historia de Marvel

La narrativa de historias conocida como el universo Marvel tuvo sus inicios en 1961, cuando Goodman respondió al creciente interés en los libros de superhéroes encargando al escritor Stan Lee y al artista Jack Kirby la creación de los Cuatro Fantásticos, uno de los primeros éxitos. Con el lanzamiento de los Cuatro Fantásticos no. 1 (noviembre de 1961), los lectores fueron introducidos en un escenario superheroico que, sin embargo, estaba puesto en el mundo real donde vivimos.

 Lee y Kirby intentaron hacer más originales a sus personajes de cómic haciendo que interactuaran entre ellos de forma real, con incluso héroes que se peleaban de vez en cuando o discutían entre ellos. Esta tendencia continuó con un gran volumen de otros personajes de superhéroes introducidos por Marvel Comics a principios de la década de 1960, entre ellos Spiderman, el Increíble Hulk y los X-Men que conocemos a día de hoy. Lee escribió la mayoría de los libros de Marvel durante ese tiempo, y Jack Kirby y Steve Ditko fueron los artistas más importantes e con mayor influencia en los cómics. Por este motivo, Stan Lee es la persona quién se asocia a Marvel.

Siguiendo con su recorrido

Este enfoque algo más realista de las caracterizaciones construyó la gran reputación de Marvel y empezó a atraer a nuevos lectores más jóvenes. Las grandes historias también empezaron a tratar temas más sociales como la contaminación, el racismo y el abuso de drogas. Una historia de Spiderman de 1971 sobre el abuso de drogas se publicó sin la aprobación de la Autoridad del Código del Cómic -el organismo autorregulador que miraba el contenido de los cómics desde 1954- a pesar de que presentaba el consumo de drogas como algo negativo. Esto hizo que la Autoridad del Código de la Cómic tuviera en revisión sus políticas para actualizarlas.

A finales de los años sesenta y principios de los setenta surgió una nueva generación de talento creativo en Marvel. En 1967 Jim Steranko comenzó a escribir y dibujar historias con el agente secreto Nick Fury en el libro de antología Strange Tales.

Steranko fue influenciado en su trabajo por las películas de James Bond y los movimientos psicodélicos y de Op art, y las historias resultantes fusionaron visuales innovadores con técnicas de narración igualmente innovadoras. El escritor Chris Claremont y el artista John Byrne comenzaron una larga colaboración en The Uncanny X-Men en 1975. El par revitalizó la serie en decadencia con personajes como Lobezno y complejos arcos argumentales que pronto hicieron de la franquicia X-Men uno de los más vendidos de Marvel.

En 1985 Mark Gruenwald comenzó una carrera de 10 años famosa por la crítica como escritor del Capitán América. Ese mismo año también comenzó la miniserie Squadron Supreme (1985-86), una visión deconstruccionista de los superhéroes que precedió a la novela gráfica Watchmen de Alan Moore, publicada por DC Comics.

Los años 80 también vieron la etapa de Frank Miller en Daredevil, que llevó ese libro en una de las partes más oscuras, reanimando la caída que habían sufrido en ventas y convirtiéndolo en uno de los más exitosos de Marvel. En 1988 Todd MacFarlane comenzó una famosa carrera como artista en The Amazing Spider-Man. Después de 4 años, MacFarlane y otros artistas populares, como Jim Lee, Erik Larsen y Rob Liefeld, dejaron Marvel para fundar su rival Image Comics, una compañía que permitía a los creadores mantener los derechos de autor de sus personajes, y no se lo quedaba la empresa como había hecho Marvel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *